Fantasías con fotos
   El motero
   Follando en clase
   La lolita
   Lencería erótica
   Piscina Voyeur

Fantasías de orgías
   Bailando salsa
   Mi novia y su amiga

Fantasías interracial
   El negrito

Fantasías en el trabajo
   Fantasía en la oficina

Fantasías hetero
   El juego cibernético

Fantasías voyeur
   Follada en el cine

Fantasías de uniformes

Amigos adultos

Conéctate
Nombre de usuarios:
Password:
Recuérdame
Regístrate
Olvidé mi password

Follando en clase


Soy muy mal estudiante. No me gusta estudiar, no me gusta ir a clase, pero me obligan. Por eso siempre están castigándome y mandándome a la sala de castigo. Pero he de reconocer que me encanta que me lleven allí porque la responsable de vigilarnos es una tía que está buenísima. Es castaña, con una cara de ángel y un cuerpo de escándalo.

Siempre que me mandan allí fantaseo con ella y con su cuerpo. Hago cómo que estudio, pero en el fondo estoy imaginándome que me la follo encima de la mesa del profesor, que me la chupa arrodillada y que me corro en su cara, las fantasías son muy variadas aunque siempre acabamos follando como perros.

Hoy como siempre estoy castigado. Y, como no, estoy pensando en ella. Además es que hoy ha venido más sexy de lo habitual. Está con una minifaldita muy muy corta y con un top ajustado que tiene un escote impresionante. Si de normal no puedo dejar de mirarla hoy menos. Buf, que tetas le hace ese top…joder, que bonitas piernas…Ups, creo que me ha pillado…Sí, me ha pillado…está mirándome…Me sonríe…

Parece que no le ha importado que le estuviese mirando las tetas. Joder, es mi oportunidad. Hoy soy el único castigado de clase, así que tengo que aprovechar la ocasión. Voy a seguir mirándola a ver como reacciona…me devuelve la mirada, me sonríe…esta es la mía.

” ¿Sabes que eres preciosas? Hago queme castiguen tanto porque no puedo estar mucho tiempo sin verte. No, de verdad, no te rías. Me tienes hechizado. No puedo dejar de pensar en ti y en lo buena que estás”

Se levanta de la mesa y viene hacía mí…”Así que te gusto, ¿eh? Interesante. Y cuando piensas en mí, ¿en qué piensas?”
Yo me levanto también de mi mesa y me apoyó en el pupitre. Estamos frente a frente. “¡¡Pienso en esto!!” Y la besó con fuerza. Ella no sólo no se aparta, sino que me devuelve los besos mientras que su mano frota mi polla con insistencia. Está igual de cachonda que yo.

Follando en clase 2 Follando en clase 3